Aviso: Como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el Covid-19, el Museo de la Ciencia y el Agua permanece cerrado al público hasta nuevo aviso. Mientras el equipo del Museo continúa teletrabajando, actualizando nuevos contenidos, y programando nuevas actividades virtuales, seguimos en contacto con nuestro público telemáticamente.
  • ico-facebook ico-twitter YouTube

  • Ecosistemas. Mundos frágiles

    Inicio: 13/09/2001 · Fin: 09/12/2001

    Exposición temporal

    La exposición «Ecosistemas. Mundos frágiles» pretendía divulgar la diversidad del entorno natural de España a través de distintos escenarios en los que se representan diferentes comunidades biológicas, así como mostrar la importancia de su conservación para el beneficio de todos.

    Producida por la Obra Social Caja Madrid, fue exhibida en el Museo de la Ciencia y el Agua entre los meses de septiembre y diciembre del año 2001.

    Ecosistemas. Mundos frágiles 

    De norte a sur de nuestro país existen numerosos y muy distintos ecosistemas, cada uno de los cuales constituye una comunidad de seres vivos entre los que existe una estrecha relación en sus procesos vitales. La estructura de un ecosistema es fuerte y frágil, dramática y esperanzadora, ya que para que unos seres vivan otros han de morir. Cada ecosistema forma parte de la Naturaleza, y en cada una de estas estructuras la Naturaleza intenta alcanzar la máxima expresión y armonía. Para ello, es necesario que mantenga todos sus eslabones.

    Con el objetivo de proteger cualquier especie dentro de su hábitat es importante que se conserve el paisaje donde vive, las presas de las que se alimente… La alteración puede suponer un auténtico desastre ecológico. La acción del hombre sobre la Naturaleza puede provocar tales daños, que su recuperación costaría más del doble de años que se tarde en llegar a su deterioro. La conservación del medio natural debe ser una de las máximas prioridades de cualquier país. En España, en los últimos años, ha aumentado la superficie del territorio protegido.

    Pero no solo los organismos del Estado tienen responsabilidades en la conservación de nuestra naturaleza. También nosotros tenemos la obligación de participar siendo respetuosos con las normas establecidas para la conservación de nuestro medio ambiente.  Todos  podemos ser culpables o artífices del mal o buen estado de nuestra naturaleza.




    Ver todas