AVISO: CERRADA SALA DESCUBRE del 20 al 25 de febrero.
~~~
Ya puedes realizar tu reserva para acceder de nuevo a la sala Descubre, desde el 2 de diciembre.
Puedes llamar al 968211998 o en recepción del museo.
~~~
  • ico-facebook ico-twitter YouTube



  • 7 cosas que vas a aprender con «Dinosaurios», la nueva proyección de Planetario

    5 de octubre de 2022

    El pasado mes de julio estrenamos la película “Dinosaurios. Una historia de supervivencia”. Es una producción de Render Area S.L. que hemos añadido a nuestra colección de películas de Planetario. En ella una niña llamada Celeste y su misterioso amigo Moon nos acompañan en un viaje por la historia de los dinosaurios, aquellos animales que vivieron en la Tierra hace más de 65 millones de años. La película comienza preguntándose por el origen y el final de estos seres y sobre si existen descendientes de los mismos en la Tierra en la actualidad. Para ello realiza un recorrido por algunos de los momentos más importantes de la historia de estos animales.

    «Dinosaurios. Una historia de supervivencia» nos descubre una serie de datos y curiosidades sobre cuestiones relacionadas con los dinosaurios. ¿Quieres saber qué aprenderás con esta película?

    1 – Sabrás diferenciar entre un Brachiosaurus y un Lohuecotitan. ¿Qué pasa? ¿Nunca has oído hablar de un Lohuecotitan? Fue un saurópodo que podía alcanzar hasta 20 metros de longitud. Su nombre tiene que ver con los titanes de la mitología griega y con el yacimiento de “Lo Hueco”, en Cuenca, donde se descubrió su fósil por primera vez hace 15 años.

    2 – Conocerás cómo eran el continente y el océano primigenio de la Tierra. Cuando comenzó la historia de los dinosaurios la Tierra estaba constituida por un único continente llamado Pangea y un único océano llamado Panthalasa. Este acontecimiento tuvo lugar hace 250 millones de años.

    3 – Descubrirás que todos los dinosaurios descienden de un único dinosaurio ancestral. Se cree que este dinosaurio era pequeño y tenía un aspecto muy parecido a una lagartija, aunque se moviera d manera muy distinta. Se alimentaba de pequeños seres vivos y vivía en un entorno muy cálido y con una vegetación mínima. Desde su aparición y hasta dar origen a todos los dinosaurios pasaron 170 millones de años.

    4 – Podrás saber qué hace que un animal sea definido como dinosaurio. Un dinosaurio se define por cómo es su cráneo y por el lugar en el que tienen colocadas las patas en relación con su cuerpo. Esto hace que animales como los pterosaurios, los pelicosaurios o los plesiosaurios no sean considerados dinosaurios.

    5 – Aprenderás los motivos por los que aparecen nuevas especies de dinosaurios con el paso del tiempo. Desde que apareció el supercontinente Pangea la Tierra se fue dividiendo en distintos continentes e islas. De esta manera los animales que quedaron en estas zonas tuvieron desarrollos distintos, incluidos los dinosaurios. De ahí la especialización que sufrieron las especies de cada una de las zonas.

    6 – Verás cómo la evolución de los dinosaurios no tuvo que ver solo con el aspecto físico sino también con el comportamiento. Aunque las distintas especies de dinosaurios se fueron diferenciando del resto según sus necesidades evolutivas, el comportamiento también fue diferente: algunas especies desarrollaron sentimientos de protección con sus crías.

    7 – ¿Han desaparecido los dinosaurios de la Tierra? Para esta pregunta, permítenos responderte de esta manera: ¡ven al Planetario y descúbrela tú mismo!

    “Dinosaurios. Una historia de supervivencia” está incluida dentro de la programación habitual del Planetario. Mira la agenda de nuestra web para descubrir las próximas proyecciones.

    Las Reservas Marinas como herramienta fundamental para conseguir una pesca sostenible

    18 de marzo de 2022

    En la exposición temporal “La Mar de Ciencia, producida por el Museo junto con la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y que actualmente puedes visitar en nuestra Sala Temporal, podrás conocer la figura de las Reservas Marinas. Desde la creación de la primera en 1986 (isla de Tabarca, en Alicante) han tenido un papel relevante en la conservación de la biodiversidad en espacios de protección especiales.

    Las Reservas Marinas tienen como objetivo fundamental conseguir una explotación sostenible de los recursos pesqueros en esas zonas. Más allá de las protecciones específicas en áreas marinas, uno de los medios para conseguir ese objetivo es el de la utilización de modos de pesca tradicionales. Es por ello que en “La Mar de Ciencia” se señalan algunas de las técnicas de pesca más importantes en las Reservas Marinas de nuestras costas. Todos son modos de pesca tradicional, respetuosa con el medio ambiente y sostenible. Mira en qué consiste la almadraba, el trasmallo o la pesca moruna:

     

    ALMADRABA

    La almadraba consiste en la creación de grandes laberintos de redes situados en las salidas de las bahías costeras, lugares de paso de bancos de peces. La palabra almadraba viene del árabe de la época del Al-Ándalus y significa “lugar donde se golpea o lucha”. Fueron frecuentes en muchas zonas de la costa Mediterránea, incluyendo países como Italia o Marruecos, pero en la actualidad únicamente hay dos: una situada en la costa de Ceuta y otra en la zona de La Azohía (Cartagena).  Su principal objetivo son los túnidos (atún, bonito, melva o pez espada), aunque también hay capturas en estas estructuras de bacoretas.

    TRASMALLO

    El trasmallo es una malla rectangular fija en el fondo marino de longitud variable. Normalmente se anclan durante máximo un día, aunque dependiendo de los objetivos de la pesca también puede instalarse unas horas. Los peces no perciben la red en sus desplazamientos y al pasar empujan uno de los paños de la red y forman bolsas de las que no pueden escapar. Los objetivos de captura pueden ser muy variados, e incluye tanto grandes peces como la corvina hasta el salmonete de roca o la langosta.

    MORUNA

    La pesca de tipo moruna es una estructura fija colocada de manera perpendicular a la costa y que suele estar instalada durante semanas o meses. Actúa cual laberinto de redes, similar a la almadraba, pero es de menor tamaño y más cercano a la costa (a veces se les llama almadrabetas). El objetivo de este tipo de pesca es principalmente especies que suelen seguir una trayectoria paralela a la costa tales como la lecha, melva, dentón o bonito. Se puede encontrar en la costa de Águilas, entre otros muchos sitios de todo el Mediterráneo.

    Puedes visitar la exposición “La Mar de Ciencia” en el Museo hasta el 17 de junio.