~~~
Ya puedes realizar tu reserva para acceder de nuevo a la sala Descubre, desde el 2 de diciembre.
Puedes llamar al 968211998 o en recepción del museo.
~~~
  • ico-facebook ico-twitter YouTube



  • 7 libros sobre ciencia para estas Navidades

    17 de diciembre de 2020

    Cerramos este complicado año 2020 en el blog con algunas recomendaciones para estas Navidades, tanto para que sean vuestras lecturas como para posibles regalos. Os traemos siete libros de divulgación científica para todos los públicos, que esperamos que despierten vuestra curiosidad. Un recorrido multidisciplinar por algunas obras de divulgación que incluyen tanto clásicos como libros publicados este último año, pero que creemos que son lo suficientemente interesantes como para darles una oportunidad.

    “Más allá del Big Bang. Un breve recorrido por la historia del universo”, de Iván Agulló. Editorial: Debate.
    Iván Agulló nos propone un interesante recorrido por la historia del universo. Presentados con mucha sencillez y facilidad de comprensión, se nos presentan las grandes teorías de la astrofísica y algunas de las más actuales, como la Teoría de Cuerdas o la Teoría de la Gravedad Cuántica de Lazos. Subido en los hombros de los grandes teóricos de la ciencia, el libro quiere presentar los cimientos de la investigación y de todo los que nos rodea. Según Agulló, “es precisamente la obsesión por entender el cosmos lo que mejor nos caracteriza como especie”.

     

    «Un breve historia de casi todo” de Bill Bryson. Editorial: RBA.
    Un recorrido por la historia de la ciencia, que nos lleva por los descubrimientos y teorías más importantes: desde las que estudiaron los comienzos del universo hasta las de la evolución del ser humano, pasando por las investigaciones sobre la creación de la Tierra y los comienzos de la vida en nuestro planeta. Una obra de 2005 que explora los personajes más relevantes de la ciencia a través de la historia y de sus descubrimientos.

    “El universo en tu mano. Un viaje extraordinario a los límites del tiempo y el espacio”, de Christophe Galfard. Editorial: Blackie Books.
    Doctor en Física por la Universidad de Cambridge  bajo la tutela de Stephen Hawking, Galfard escribe un libro muy ameno de leer que alimenta la curiosidad para querer saber más sobre el espacio y el universo. Alzando el vuelo desde nuestro planeta Tierra, viajando a los confines del espacio y adentrándose en los mundos cuánticos, este libro de Galfard tiene una lectura muy fácil gracias al gran número de ejemplos y ejercicios mentales que propone.

    “Sapiens. De animales a dioses”, de Yuval Noah Harari. Editorial: Debate.
    En uno de los más grandes fenómenos editoriales de los últimos años, Harari traza la historia de la Humanidad desde los comienzos del ser humano hasta la actualidad, haciendo hincapié en las tres grandes revoluciones de nuestra especie: la cognitiva, la agrícola y la científica. Un recorrido multidisciplinar sobre lo que hemos sido, lo que somos y lo que podemos llegar a ser. Se ha publicado también una versión en cómic con la interveción del propio autor.

    “Resistencia. Un año en el espacio”, de Scott Kelly. Editorial: Debate.
    El astronauta Scott Kelly es el ser humano que más tiempo ha estado en el espacio: 340 días. En ese tiempo ha vivido una gran cantidad de experiencias sobre las cuales reflexiona en este libro. Desde la visión que se tiene de la Tierra cuando se está en el espacio hasta el día a día de un astronauta, pasando por un gran número de reflexiones y curiosidades de la vida en el espacio. Podéis disfrutar de la charla que ofreció en enero de 2018 para la Fundación Telefónica aquí.

    “Un científico en el supermercado” de José Manuel López Nicolás. Editorial: Editorial Planeta.
    Docente e investigador de la Universidad de Murcia, López Nicolás es uno de los divulgadores científicos más reputados de nuestro país. En su última obra, y ayudándose de un lenguaje pedagógico, entretenido y sencillo, nos lleva de la mano por “la ciencia de las pequeñas cosas” para señalarnos la gran cantidad de personas que aceptan teorías conspiranóicas, que usan remedios sin ninguna base científica o cómo se arrincona el conocimiento por culpa de la publicidad. Su objetivo, de acercar la ciencia a la sociedad, se consigue de sobra con esta obra. Puedes disfrutar de la charla que nos ofreció en el Museo, dentro del ciclo “Cita a ciencias”, en este enlace.

    “Un planeta de virus”, de Carl Zimmer. Editorial: Capitán Swing.
    Editada originalmente en 2011 pero de plena actualidad, el divulgador Carl Zimmer traza un recorrido por la historia de los virus y su relación con todo lo que nos. Basándose en las últimas investigaciones sobre virus, que han descubierto incluso algunos nuevos en océanos profundos o cuevas kilométricas, es una enseñanza sobre cómo han estado en nuestro planeta y cómo han compartido hábitat con el ser humano. Un viaje que incluye además cómo nos hemos defendido de los más dañinos y cómo podemos hacer para incluso beneficiarnos de su existencia.

    Más allá de las pirámides: guías de la alimentación alrededor del mundo

    13 de noviembre de 2020

    Las guías de la alimentación son una manera sencilla de mostrar de forma muy visual y resumida los aspectos más importantes de una alimentación saludable. Son gráficas simples que dan a conocer las cantidades diarias que habría que consumir de alimentos de los principales grupos de alimentación. El objetivo es ayudar a la población general a mantener una dieta sana y equilibrada.

    Las primeras guías se confeccionaron en Suecia en los años 70 del siglo XX. Anna-Britt Agnsäter era la jefa de una cooperativa de centros comerciales que se preguntó por cómo reproducir visualmente la idea de los “alimentos básicos” que debía consumir la ciudadanía, tal y como señalaba la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social del Gobierno sueco. Agnsäter presentó su pirámide de la alimentación en 1974 en la revista “Vi”, centrada en temas culturales y sociales, y su idea se fue perfeccionando durante los años siguientes. Después le siguieron otras gráficas en Alemania Occidental, Japón o Sri Lanka.

    Desde ese momento un gran número de dependencias gubernamentales de salud han elaborado sus propias gráficas para elaborar recomendaciones sobre alimentación y salud. Hay factores culturales, gastronómicos o incluso religiosos que hacen que estas recomendaciones sean distintas dependiendo del país que las elabore. Vamos a ver algunas de ellas.

    Argentina: el óvalo nutricional
    La Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas ha confeccionado una gráfica de la alimentación con forma de óvalo que sirve para recordar las cantidades de los distintos grupos de alimentos que son recomendables y la importancia de beber agua en todo momento. Con una mezcla de ingredientes y platos cocinados ya propuestos, su objetivo además es promocionar principalmente una alimentación basada en los hidratos de carbono y los vegetales y la fruta.

    Japón: la peonza o pirámide invertida
    El Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar, en trabajo conjunto con el de Agricultura, Forestal y Pesca han elaborado una gráfica con forma de pirámide invertida en la que tiene mucha importancia su cultura gastronómica, como no podía ser de otra manera, muy rica en cereales, pescado y productos de soja bajos en grasas. Sorprende la cantidad de hidratos de carbono que se recomiendan en la dieta japonesa y que se señalen platos completos, no solo ingredientes sueltos o grupos de alimentos como suele ser habitual en las otras pirámides de la alimentación. Además la peonza se completa en lo alto con una recomendación sobre tiempo de actividad física recomendable y la centralidad del agua y el té en la dieta.  

    Australia: el plato
    Los australianos optan por un plato para esquematizar sus recomendaciones en alimentación y vida saludable. Dentro de ese plato cada grupo de alimento tendría un tamaño distinto, que se correspondería con la cantidad diaria recomendada. Quedarían cinco grupos, siendo la bebida uno de ellos, donde se incluyen tanto lácteos como agua o té.  La “Australian Guide to Healthy Eating” fue elaborada por el gobierno australiano desde el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica.

    Corea del Sur: la rueda
    El gobierno surcoreano elaboró una guía a través del Ministerio de Bienestar y Salud en 1991, corregida en años sucesivos y finalmente revisada y publicada en 2009, con una forma muy curiosa que ponía el ejercicio físico bien visible. Integra una forma circular en la que los distintos grupos de alimentos están representados en un círculo con unos tamaños distintos según cantidades recomendadas. Representa cinco grupos de alimentos y destacan de manera notable los cereales y alimentos de grano.

    China: la pagoda
    La guía alimenticia china fue publicada por primera vez en 1989 y luego revisada en sucesivas ocasiones, hasta llegar a la versión final de 2016 que os presentamos. El gráfico destaca por tener una forma de pagoda, típicos edificios de varios pisos muy común en países asiáticos como China, Vietnam, Japón o Tailandia. En cada uno de estos niveles se señalan los grupos de alimentos según cantidades diarias recomendadas. Las diferencias entre los niveles no son tan acusadas como en otras representaciones como en las pirámides, por ejemplo.

     

    Puedes encontrar algunas de las guías de la alimentación más curiosas del mundo en nuestra exposición temporal «Nutrición, impulso vital»

    Fuente: FAO (Naciones Unidas)

    La reconquista animal en tiempos de confinamiento

    25 de mayo de 2020

    Jabalís corriendo por las avenidas, delfines nadando en los puertos, ciervos paseando por la calle, etc. Son algunos de los ejemplos de lo que ha ocurrido en nuestras ciudades y pueblos durante el confinamiento. En estos tiempos extraños que vivimos por culpa del Covid-19, las calles que hemos tenido que dejar desiertas han asistido a un hecho sorprendente. Los animales han ocupado dichos espacios, los han hecho suyos. La necesidad humana de espacio y recursos han ido empujando a la fauna de su medio natural. Poco a poco les hemos ido robando su espacio y ahora es su momento para reivindicarlo. 

    Precisamente nuestra última exposición temporal, que de momento únicamente se puede visitar de manera virtual, Antropoceno. Arte y biodiversidad en escenarios periurbanos, aborda este problema. Una muestra fotográfica de esos espacios que el hombre y su actividad han ido ganándole a la biodiversidad y que esta, de una manera u otra, ha vuelto a ocupar. Es su manera de demostrarnos que no todo vale, no todo queda justificado por el desarrollo. Y ponen en evidencia la necesidad de convivencia y respeto para la supervivencia de la vida tal y como la conocemos. 

    Aunque los expertos no se ponen de acuerdo de cuando, podemos afirmar que desde la aparición del hombre en el planeta, éste ha dejado constancia de las transformaciones que ha provocado en él y del daño que ha producido. Es la conocida como «huella ecológica». Ahora estamos empezando a ser conscientes de ella. Y cuando el daño causado es ya casi irreversible. Pero aún no está todo perdido, tenemos una oportunidad. 

    La naturaleza nos ha avisado, nos ha advertido que no todo vale. Es necesario y urgente lograr el equilibrio entre desarrollo y medio ambiente. Y en nuestras manos está, es hora de actuar, es nuestra hora, es la hora del planeta.