AVISO: CERRADA SALA DESCUBRE del 20 al 25 de febrero.
~~~
Ya puedes realizar tu reserva para acceder de nuevo a la sala Descubre, desde el 2 de diciembre.
Puedes llamar al 968211998 o en recepción del museo.
~~~
  • ico-facebook ico-twitter YouTube



  • Las Leónidas

    6 de noviembre de 2020

    El próximo día 16 de noviembre asistiremos a una lluvia de estrellas, las Leónidas, producidas por el cometa 55P Temple – Tuttle y el con radiante (el punto donde se localiza) en la constelación de Leo. ¿Quieres saber más sobre este fenómeno astronómico, tradicional del mes de noviembre. Sigue leyendo:

    Las tradicionales Leónidas será visible a partir de las 00:30 y contaremos con Luna nueva. Se calculan entre 5 y 10 meteoros hora y tienen la particularidad de dejar un rastro largo por su alta velocidad, así como verde por la abundancia del magnesio en su composición química.

    El cometa que genera las Leónidas fue descubierto casi simultaneamente por Temple y Tuttle en 1865 y 1866, respectivamente. Se tiene registro de sus visitas desde el  año 902 y se preveé que en 2099 provocará una lluvia de alta intensidad. Tiene un periodo orbital de 33 años. Y su próxima visita será en 2031.

    A lo largo del año se calcula que hay unas 140 lluvias de estrellas, siendo la más famosa la de las Perseidas (o Lágrimas de San Lorenzo) en agosto. Pero realmente, ¿sabemos lo que es una lluvia de estrellas y por qué se produce?

    En realidad son pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños (entre fracciones de milímetros hasta centímetros de diámetro) que van dejando los cometas -o asteroides- a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol, debido al deshielo producido por el calor solar. La nube de partículas resultante (llamados meteoroides) se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su órbita alrededor del Sol.

    Durante este encuentro los meteoroides se calientan, principalmente por rozamiento al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, vaporizándose parcial o completamente y creando los conocidos trazos luminosos o ‘estrellas fugaces’, que reciben el nombre científico de meteoros.

    Muchos mitos y leyendas han tratado de describir esas luces que iluminan nuestros cielos. En ocasiones eran considerados mensajes de los dioses o presagios de que algo malo iba a ocurrir. Incluso cuenta la historia que hubo un Papa que excomulgó a un cometa, rumor extendido por sus detactrores. Una leyenda india extendió la creencia de que al ver una estrella fugaz deberíamos pedir un deseo, mito que aún perdura. Así que encomendémonos a Asteria, diosa griega de las estrellas fugaces, y tengamos nuestro deseo preparado para el día 16, por si acaso.

    Nuevas cartelas en nuestros acuarios

    22 de septiembre de 2020

    El Museo de la Ciencia y el Agua ha incorporado un nuevo recurso para facilitar al público el disfrute de la visita y permitirle ampliar la información de las especies que conservamos. Te lo contamos aquí y también te traemos un vídeo. Sigue leyendo:

    En las últimas semanas hemos instalado una serie de cartelas en el itinerario de los acuarios que incluyen una breve introducción al hábitat de cada uno de ellos, alguna característica o circunstancia propia de las especies que lo forman y una imagen de cada una de los ejemplares más representativos, con su nombre común y científico.

    Las cartelas acompañan a los acuarios del lago Malawi, los ríos americanos, los arrecifes de coral, el mar Mediterráneo, los ríos europeos, el río Amazonas y el río Segura, así como al espacio dedicado a la arqueología subacuática y al acuario sobre la contaminación del mar.

    En los diferentes acuarios nos encontramos con especies tan variadas en tamaño y características como el pez gato, oscuro y moteado, o el guppy, pequeño pero colorido y con una gran cola, o como el esturión pigmeo, el barbo gitano, el percasol y el pez payaso, cada uno en su ámbito.

    Mención especial merecen los arrecifes de coral, cientos o miles de pequeños animales que viven en colonias calcáreas muy coloridas y de aspecto rocoso, en las que muchos otros animales y vegetales encuentran cobijo y alimento. Los arrecifes se desarrollan en mares cálidos, cerca de la costa, y tardan miles de años en formarse. Constituyen uno de los sistemas naturales con más diversidad y producción de oxígeno de nuestro planeta, pero también están seriamente amenazados por la sobreexplotación, la contaminación y el cambio climático.

    Por último destacamos el acuario dedicado a concienciar sobre la problemática de la contaminación de los mares, que las niñas y niños que nos visitan suelen contemplar con ánimo decidido de corregir los errores de nuestra sociedad. En él conviven pequeñas especies como el tiburón bala o el pez cristal de la India, junto con desechos propios de la dejadez o de las actividades humanas. Con este acuario queremos recordar que los mares y ríos de todo el mundo están recibiendo gran parte de las basuras que generamos, deteriorando la vida y belleza de los paisajes acuáticos y también contaminando las aguas, así como acumulándose en las especies que nos alimentan. La conservación de las aguas está en nuestras manos: reduce y recicla tu basura, no la abandones nunca ni en las ciudades ni en la naturaleza.

    Aquí os dejamos un vídeo sobre las nuevas cartelas: